12grados

Sin cookies. Sin anuncios. Sin coste.

¿Es adecuado que los menores de 14 años tengan teléfono móvil?

Publicado el jueves, 20 de mayo de 2021

Esteban Provencio

Icono de un pulgar hacia abajoEn contra

Icono de una flecha para ir atrásVolver

Si la pregunta que nos trae aquí hoy a debate se realiza en términos absolutos, en blanco y negro sin pasar por la gama de grises, mi respuesta tiene que ser clara y contundentemente negativa.

No creo que los niños y niñas deban disponer de un teléfono móvil antes de cumplir los catorce años. Considero que no es bueno para su educación, ni para su desarrollo ni mucho menos para su seguridad, tanto física como psíquica... Estos últimos puntos suspensivos los he colocado porque me veo obligado a explicar esos “grises”, a suavizar mi tajante respuesta. Y es que creo que, sin supervisión no deben manejarlos, con ella es casi obligatorio.

Sin supervisión no deben manejarlos, con ella es casi obligatorio.

Intentemos desarrollar, aunque sólo sea brevemente, este pequeño matiz. Opino que el móvil puede ser una buena herramienta a la hora de manejar su seguridad (“¿dónde estás?”, “¿voy a por ti?”, “¡papá, me he caído”) y en ese sentido las configuraciones de los teléfonos son fundamentales. La tecnología es, además, un elemento fundamental en la educación y no podemos dejar de que los niños y niñas no la utilicen hasta los catorce años. Será en casa y en la escuela, bajo el control de padres y profesores, cuando hagan uso de ella para estudiar, buscar información, conectarse, hacer trabajos.. para explorar las infinitas posibilidades que ofrece en el ámbito educativo y lúdico.

Y es en esos momentos cuando padres y profesores deben aprovechar para ir formando a los jóvenes en el buen uso de las tecnologías, para que cuando “salten a la arena”, cuando tengan su primer teléfono móvil de forma libre y sin control, cuando naveguen por las redes lo hagan con un mínimo de formación, sabiendo que el terreno por donde caminan está lleno de arenas movedizas.

Si nosotros mismos como adultos no utilizamos el móvil de forma inteligente y responsable ¿qué les vamos después a enseñar?

Pero uno de los problemas, claro está, lo tenemos en casa, con el ejemplo. Los niños hacen lo que ven y si un padre y una madre, si nosotros mismos como adultos no utilizamos el móvil de forma inteligente y responsable ¿qué les vamos después a enseñar? ¿Cuantas veces les hemos puesto dibujos animados a los pequeños en el teléfono o en la tablet para que dejara de molestar, por no decir otra palabra?

La cuestión es siempre hacer un uso adecuado pero, puestos a fijar un límite de edad, los catorce me parecen bien. Antes siempre, siempre bajo la supervisión de padres o profesores.


Laia Font

Icono de un pulgar hacia arribaA favor

Ver opinión