12grados

Sin cookies. Sin anuncios. Sin coste.

viernes, 2 de diciembre de 2022

Galería

Concierto de Mapi Quintana el 3 de diciembre en La Laboral

El 3 de diciembre la jazzista Mapi Quintana dio un concierto gratuito en La Laboral. Presentaba su último trabajo, 'Música pa tornar páxaros', creado para participar en el Festival Intercéltico de Lorient. Era la primera vez que interpretaba este reportorio en Asturies, en casa. Se moría de ganas de hacerlo. En este álbum Mapi se despide de su amigo el músico Elías García, que falleció en 2019. Entre el público no solo se encontraban los fans de la contrabajista sino también amigos y conocidos de Elías que compartan el mismo duelo.

Pero el concierto no tuvo nada ni de triste ni de lamento. Con la gracia que le caracteriza Mapi contó su historia, sus historias y compartió sus sentimientos con el público entre canción y canción y pidió con insistencia que bailasen, aunque las melodías no invitaran a ello. No bailaron, pero si rieron, se emocionaron y al terminar el concierto Mapi y su banda regalarón este tierno momento.

En esta ocasión la acompañaron músicos con los que Mapi ha compartido trayectoria y amistad. Al piano, César Latorre; a la percusión Juanjo Díaz; a la trompeta, Thomas Welvaadt; al violín, pandero cuadrado y también vocalista María Sanmiguel; y al sintetizador y voz, Sonia Cartón. El repertorio era de creación propia pero también interpretaron una versión muy personal de la panderetera castellana Cris Zagaleja.

Mapi habló mucho de Elías. Incluso compuso e interpretó un tema dedicado a un pájaro que se va y deja un enorme vació llamado Saíle. Pero también recordó otras ausencias y otros duelos. Como el que su abuela les encargó preservar, el de sus familiares asesinados y enterrados en fosas comunes durante la Guerra Cívil.

Para contar todas estas historias Mapi utilizó la metáfora de los pájaros. Una de las composiciones más interesantes que presentó fue una obra compuesta utilizando transcripciones de pájaros. El compositor francés Olivier Messiaen tuvo la misma idea que en los años 70 recorrió el mundo fascinado por los cantos de los pájaros, estudiándolos, transcribiéndolos y componiendo melodías basadas en ellos. La asturiana, según relató, no tuvo que viajar por el mundo, gracias a los inventos del siglo XXI pudo tomar la grabaciones de cantares que un amigo suyo registraba en su móvil.

El concierto terminó aunque Mapi hubiese querido seguir cantando por mucho tiempo. Tanto a la artista como al público parecía que se les habían hecho muy cortas las hora y media que duró el espectáculo. La jazzista salió extasiada del Teatro de La Laboral y acudió encontrarse con su público. No sabía si reír o llorar. La terapia hecha música había surtido efecto y Mapi Quintana se vacío, se quedó seca, de todo el sentimiento volcó en ella.

Entrevista con Mapi Quintana